Proyectores. Mejores, más simples y baratos de lo que parecen



Proyector HD
Proyector HD

Incluso los entusiastas de la electrónica del proyector describen los dolores de cabeza para la puesta a punto de un lugar adecuado para los mismos, mencionando cómo la imagen se degrada cuando se expone al más mínimo toque de luz de una ventana cercana. Y así un proyector ha sido siempre, en mis ojos, una tecnología un poco extravagante reservada para aquellas personas que realizan un montaje tipo auditorio incorporados en los sótanos herméticamente cerrados de sus mansiones suburbanas.

En un sitio de recomendaciones de productos, vi la actualización para el mejor proyector de gama media. Esa fantasía de cine en casa de mi infancia encendió el lóbulo de reptil de mi cerebro y en un acto de irresponsabilidad, he comprado el BenQ HT2050 y esto es lo que aprendí: ser dueño de un proyector es nada parecido a lo que esperaba. Es mejor.

Es fácil de configurar

Había leído historias de horror acerca de montar el proyector en el techo, y conseguir su enfoque a la perfección. No me molesté con lo anterior, en lugar de ello apoyo mi nuevo aparatito al tope de una pequeña cajonera con ruedas bloqueables.

Mantenemos el proyector a los pies de la cama, a unos 2 metros de distancia de una pared en la que se proyecta una imagen de 100 pulgadas. En cuanto al enfoque y encuadre, movemos el proyector por la casa un par de veces al mes, y ajustar la imagen tarda un par de minutos máximo.

No se necesita una pantalla

No instalamos una pantalla, tampoco se pinto la pared blanca. La imagen, sorprendentemente, no se ve distorsionada por nuestra pintura de color beige, y si lo fuera, el proyector ofrece opciones preestablecidas para ajustar las superficies de diferente color.

Funciona muy bien en una habitación con ventanas y en el exterior

hay una ventana frente a la imagen en nuestro dormitorio. Por la noche, la proyección es más brillante que nuestra televisión tradicional. Durante el día, con las sombras, parece comparable a la TV. La imagen se diluye cuando se ubica el proyector al exterior en el medio de la tarde en y se proyecta un partido de fútbol en la pared de la casa, pero no lo suficiente como para que sea un problema.

Los altavoces son aceptables

Sí, sí, sí, ya sé que todos los altavoces que vienen con una televisión son terribles por defecto. Y los altavoces del proyector también deben ser, probablemente, peor. Y, obviamente, si se pone este proyector particular en una sala de estar con un sistema de sonido, se debe utilizar en su lugar.

Pero para un dormitorio, los altavoces del proyector suenan mejor que un par de altavoces estéreo externos decentes. Son fuertes, y el sonido no es tan crujiente o de hojalata, como cabría esperar de los altavoces atrapados dentro de este bloque de plástico.

Un dongle Roku hace que el proyector se sienta mágico

Como he dicho, el proyector se puede transportar donde quiera que lo necesitamos. Para el fútbol, vive fuera. Para la noche de película, colgamos una lámina blanca desde la puerta de nuestra sala de estar e instalamos el sistema en torno al sofá. Con el Roku conectado al puerto HDMI, que no hay que preocuparse de tener que cargar con un reproductor de Blu-ray o cable box. No sólo Netflix y Amazon están disponibles, también los servicios de cable como Time Warner Cable ahora tienen aplicaciones que transmiten la televisión en directo, a los abonados, por supuesto.

La imagen es enorme

De verdad, la proyección es enorme . Para comprar un televisor que de entre 100 y 200 pulgadas cuesta miles de dólares más.

Sí, reconozco este proyector – o cualquier proyector – no es para todo el mundo. Con 4K y el contenido HDR cada vez más frecuentes, algunas personas se sentirán decepcionados con la resolución de 1080p del proyector. Y mientras el proyector no es tan ridículamente caro como lo era un proyector decente en el pasado, tampoco es barato. El BenQ HT2020 vale u$ 800, aunque por lo general se puede encontrar uno en el mercado de Amazon por lo menos a u$100 menos. Aún así, se puede se puede conseguir una buena TV 4K de 50 pulgadas por casi el mismo precio. Entonces, tendrá que elegir entre el tamaño y la portabilidad de un proyector, y la resolución mejorada de una televisión.

Por supuesto, un proyector no es necesario; es un deseo. Si eres como yo, y que tenía fantasías infantiles de convertir la puerta del garaje en una pantalla de Cine algún día por la noche, un proyector puede ser para usted – ninguna mansión o sala de proyección son necesarios.

Fuente: Chris Plante – The Verge


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*