Cinco errores frecuentes en la fotografía de retratos




Si te gusta la fotografía o piensas dedicarte seriamente a ella, es imprescindible que te esfuerces por ser cada vez mejor. Por tal motivo, decidimos presentarte una lista con los errores más comunes a la hora de hacer retratos.

La fotografía es una de esas cosas maravillosas que apasiona a profesionales e inexpertos. Como prueba de ello tenemos la gran cantidad de imágenes que se comparten a diario desde redes sociales como Facebook o Twitter. Pero una cosa es ser un simple aficionado a la fotografía, y otra muy diferente es dedicarte de lleno y vivir de ella. Hay mucho de técnica, dominio y conocimiento que debes saber para conseguir resultados profesionales  y lograr marcar la diferencia.

Y por supuesto, la experiencia también es un factor importante para corregir los errores que se presenten en el camino. Y hablando de errores… aquí tenemos cinco fallas frecuentes al momento de hacer retratos.

Cinco errores en la fotografía de retratos que no debes cometer:

 

#1 Fondos que distraen

Aunque es un detalle algo obvio, te sorprendería saber  cuántos fotógrafos con y sin experiencia resta importancia al tema del fondo.

En principio, debemos evitar que el fondo se convierta en un elemento distractor, de manera tal que no se pueda apreciar a la persona del retrato. Como buen fotógrafo, debes saber distinguir los elementos que pasan a un segundo plano y no deben ser el centro de atención.

 

#2 No hacer foco a los ojos

Si no hacemos foco a los ojos corremos el riesgo de conseguir un retrato mal enfocado. Por otro lado, si sólo se hace foco sobre uno de los dos ojos, se recomienda que sea sobre el que está más cercano a la cámara.

 

#3 Malas posturas

Las sesiones de fotos deben ser una experiencia agradable para la persona que posa ante la cámara. Es por eso que el fotógrafo debe entablar una buena relación para que el protagonista del retrato se sienta cómodo y actúe de forma natural.

Muchos fotógrafos no prestan atención a este aspecto, sin embargo, es uno de los más importantes porque habla bien de lo dedicado que puedes hacer. Recuerda que las personas que acuden a ti no están acostumbradas a ser fotografiados todos los días, así que debes ser paciente hasta encontrar la postura ideal.

 

#4 Usar el objetivo incorrecto

¡Madre mía! Este es otro de esos errores imperdonables que  debemos procurar evitar en un retrato. No uses lentes como granangulares que puedan distorsionar la imagen, ni tampoco un lente 20mm que distorsionará y deformará el rostro.

Te recomiendo usar un lente de 50mm o un objetivo entre 70-135mm para un resultado mejor.

 

#5 No probar otras técnicas

La rutina es el peor enemigo para cualquier fotógrafo. Usar los mismos trucos de siempre puede hacer que caigas en lo monótono y aburrido. De pronto todo se vuelve mecánico, y la esencia de una fotografía es trivializada.

Cada retrato es una nueva experiencia, pero sobre todo, una oportunidad para poner a prueba tu capacidad creativa.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*