Realidad Virtual Inalámbrica sería posible gracias al MIT



Un nuevo dispositivo realidad virtual inalámbrica consta de dos antenas direccionales "phased-array", cada una con menos de la mitad del tamaño de una tarjeta de crédito. Las versiones futuras podrían ser lo suficientemente pequeñas para que los usuarios tengan varias en una sola habitación, lo que permite una jugabilidad multijugador.
Un nuevo dispositivo realidad virtual inalámbrica consta de dos antenas direccionales "phased-array", cada una con menos de la mitad del tamaño de una tarjeta de crédito. Las versiones futuras podrían ser lo suficientemente pequeñas para que los usuarios tengan varias en una sola habitación, lo que permite una jugabilidad multijugador.

Un nuevo método de transmisión de radio del MIT podría un día convertir la Realidad Virtual inalámbrica en una realidad…

Si quieres usar uno de los principales headset de VR  hoy en día, ya sea el Oculus Rift, el HTC Vive o el PS VR, debes aceptar el hecho de que habrá un cable que te romperá la ilusión y te amarra a la pequeña supercomputadora que está alimentando el mundo virtual.

Pero los investigadores del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT pueden tener una solución con el MoVr, un sistema de realidad virtual inalámbrica. En lugar de usar Wi-Fi o Bluetooth para transmitir datos, el equipo MoVR del equipo de investigación usa radio de ondas milimétricas de alta frecuencia para transmitir datos de una computadora a un headset inalámbricamente a velocidades dramáticamente más rápidas que la tecnología tradicional.

ya han habido una variedad de enfoques para resolver el problema para lograr un sistema de Realidad Virtual Inalámbrica. Los headsets para smartphones, como Google Daydream View y Gear VR de Samsung, permiten un VR no acoplado simplemente descargando el trabajo computacional directamente a un teléfono dentro del headset. O toda la idea de mochilas VR, que permiten una experiencia de VR más móvil mediante la construcción de una computadora que es más fácil de llevar. Pero todavía hay muchas limitaciones para cualquiera de estas soluciones.

La latencia es la razón por la que una solución inalámbrica no ha funcionado hasta ahora. VR es especialmente sensible a la latencia, junto con los requisitos de gran ancho de banda que VR necesita para mostrar el nivel de vídeo de alta resolución necesaria para que la realidad virtual funcione. Pero el equipo del MIT afirma que las señales de onda milimétrica pueden transmitir lo suficientemente rápido como para hacer viable un headset para Realidad Virtual inalámbrica.

El problema con el uso de la tecnología de onda milimétrica es que la señal necesita una línea directa de visión, y decae sensiblemente cuando se encuentra con cualquier obstáculo. MoVR consigue buenos resultados trabajando como un espejo programable que puede dirigir la dirección de la señal al headset incluso mientras se está moviendo para asegurarse siempre que la señal se está transmitiendo directamente a los receptores del headset.

Por ahora, el MoVR es simplemente un prototipo, con el equipo esperando reducir aún más el sistema para permitir múltiples headsets para Realidad Virtual inalámbrica en una habitación sin encontrar interferencia de señal. Pero incluso como una prueba de concepto, es una interesante perspectiva sobre cómo la realidad virtual podría trabajar algún día.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*