reMarkable y una tablet de E Ink que pretende reemplazar al papel



reMarkable E Ink Tablet
reMarkable E Ink Tablet

reMarkable anunció a finales de diciembre pasado un ambicioso objetivo: servir como un dispositivo de papel digital tan bueno que podría hacer obsoletos a los cuadernos de papel tradicionales.

Han pasado unos meses desde aquel anuncio original, y a principios de este mes, finalmente fue capaz de presentar un prototipo de la tablet para poner esas afirmaciones a prueba.

El prototipo es un modelo de séptima generación, con la compañía esperando pasar por unas cuantas rondas más de hardware antes del lanzamiento, que todavía está fijado para agosto para los primeros preorders de diciembre pasado.

Los displays de E Ink han conseguido buenos resultados en los últimos años, y el panel de 10.3 pulgadas de reMarkable se mantiene firme incluso con competidores más establecidos, como la línea Kindle de Amazon de 226 ppi. Aunque, al igual que el papel real, carece de una retroiluminación incorporada. Otro sacrificio tablet E Ink es una cantidad mínima de efectos fantasmas al borrar o abrir los menús.

Lo más importante que el reMarkable tiene que lograr es el acto real de escribir en él. De acuerdo con el CEO Magnus Wanberg, una gran parte del desarrollo de la tablet implicó averiguar una manera de reducir la latencia con una pantalla de E Ink. El prototipo tiene aproximadamente 65-70 milisegundos, y la compañía espera reducir aún más a unos 55 milisegundos en la versión final que saldrá al mercado. Definitivamente es una de las mejores plumas que existen, aunque todavía tiene cierto rezago cuando se escriben palabras rápidamente. Específicamente, todavía no está a la altura de soluciones como la nueva Surface Pen de Microsoft, que cuenta con latencia de sólo 21 milisegundos, o incluso el lápiz de Apple, que se estima en aproximadamente 50 milisegundos. Dada la naturaleza de la E Ink como una tecnología, sin embargo, sigue siendo bastante impresionante.

Pero la verdadera característica destacada es la sensación de escribir en la tablet. La pantalla reMarkable no está hecha de vidrio, sino más bien un material más duradero y fricativo que realmente se siente como escribir en papel con una pluma o un lápiz. Incluso el sonido es un scratching deliciosamente táctil que imita la experiencia de escribir en la vida real. La punta de la pluma reMarkable se desgasta, sin embargo, y tendrá que ser reemplazada de vez en cuando, aunque la pluma cuenta ingeniosamente con una punta de repuesto oculta en la parte superior.

La aplicación de dibujo es bastante robusta, con una variedad de tipos de plumas y pesos, la capacidad de acercar y alejar, y el soporte para capas. La compañía también está trabajando en el desarrollo de varias plantillas preestablecidas para la toma de notas, desde un anotador tradicional de universidad a un grid de perspectiva para dibujos arquitectónicos.

Junto con el dibujo y la escritura, el reMarkable puede mostrar archivos PDF (en los pueden anotarse) y archivos EPUB, ambos funcionan lo suficientemente bien. Todos los archivos, incluidos los dibujos, se respaldan automáticamente a la nube y se pueden acceder desde una aplicación vinculada Mac o Windows. Los dibujos también se pueden compartir en vivo desde una tablet reMarkable para que aparezca en la pantalla de una computadora, lo cual es una buena característica para el trabajo colaborativo.

ReMarkable está planeando vender la tableta por un precio final de u$ 529. (La pluma se venderá por separado, al menos por ahora, por un adicional de u$ 79). Eso es caro, no importa cómo se mire, especialmente si se compara con un iPad completo que con suerte cuesta tanto. Por su parte, Wanberg reconoce que son conscientes de dónde están en el mercado y no están buscando competir directamente con Apple. Según Wanberg, el reMarkable está diseñado para “gente de papel” que prefieren esbozar, tomar notas, o garabatear a mano y sólo quieren un medio digital para hacer eso.

El reMarkable es ciertamente bueno en lo que hace, y en comparación con otros productos en esta amplia categoría, como el DPT-RP1 de u$ 700 de Sony, es un poco más barato. Pero todavía es difícil ver la tablet de papel de reMarkable moviéndose más allá de un nicho como un dispositivo secundario o incluso terciario para la gente que busca un precio accesible. Sin embargo, es un producto bien diseñado que logra lo que se propone. Si la empresa puede encontrar una manera de bajar el precio, podría ser un verdadero éxito.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*