Candy Crush Saga vs. CandySwipe: un desarrollador independiente se enfrenta a Candy Crush Saga por el origen de su juego




Todos conocemos esa sensación de Internet que es Candy Crush Saga, uno de los juegos más exitosos de las redes sociales que hasta celebridades de Hollywood han confesado amar y pasar horas jugando. El éxito de la aplicación en los últimos años es más que claro, pero recientemente se han generado dudas sobre su origen, y a continuación les contaremos por qué.

Un desarrollador independiente de aplicaciones llamado Albert Ransom publicó este año una carta abierta dirigida a King, la compañía propietaria de Candy Crush Saga. ¿Quién es Ransom? Es el creador de CandySwipe, un juego prácticamente idéntico a Candy Crush Saga, el cual fue creado en 2010, dos años antes que el Candy Crush.

La similitud entre ambas aplicaciones no está solamente en su nombre, muchísimas más pueden hallarse: si observamos su icono, los caramelos, los colores, la jugabilidad, los sonidos como Sweet!, y varios detalles más, el parecido es indiscutible.

La controversia comienza con la publicación de la carta abierta de Albert Ransom hacia King. Ransom, en un tono decepcionado e indignado, le escribe a la gigante compañía felicitándolos con ironía por las maniobras que están haciendo para quitarle su marca CandySwipe, registrada antes de que Candy Crush existiera. Además describe cómo la situación afectará económicamente a su familia y a él mismo, quien solo intenta ganarse la vida silenciosamente desde hace años, mientras ve como un gigante sin rostro le ha robado el éxito que le habría correspondido por su humilde juego.

En sus propias palabras, la carta dice lo siguiente:

¡Felicitaciones! ¡Ustedes ganan! Creé mi juego CandySwipe en memoria a mi difunta madre que falleció a la temprana edad de 62 por leucemia. Lancé CandySwipe al mercado en 2010, cinco meses después de que falleciera, y lo hice porque  a ella siempre le gustaron ese tipo de juegos. De hecho, si vencen la versión completa de la aplicación de Android, verán el mensaje diciendo que el fue hecho en memoria de mi madre Lyla. Creé este juego por la gente de corazón cálido como ella y para ayudar a sustentar a mi familia, mi esposa y dos hijos de 10 y 4 años.

Dos años después del lanzamiento de CandySwipe, ustedes lanzaron Candy Crush Saga para celular. El icono de la aplicación, los caramelos, y hasta la felicitación “Sweet” son casi idénticos. Tanto, que tengo cientos de usuarios confusos que creen que Candy Crush Saga es CandySwype, o que CandySwype es una imitación falsa de Candy Crush Saga. Es por esto que cuando ustedes intentaron registrar su marca en 2012, yo me opuse por “similitud o confusión” (lo cual es mi derecho legal) dado que yo era dueño de mi marca desde 2010.

Ahora, tras oponerme silenciosamente a su marca por un año, me he enterado que ustedes quieren dar de baja mi marca CandySwipe para que yo pierda el derecho de usar el propio nombre de mi juego (…) Bien por ustedes, ustedes ganan. Espero que estén felices quitando la comida de la boca de mi familia cuando CandySwipe claramente existió mucho antes que Candy Crush Saga. (…) Es mi sustento de vida, y ustedes están ahora intentando quitármelo.

La durísima carta del desarrollador ha tenido repercusiones, sobretodo en el mundo de las redes sociales. Aún está por verse de qué manera se resuelve este enfrentamiento entre un David y un Goliat del siglo XXI, en el mundo de Internet y el desarrollo de aplicaciones. No sabemos si las denuncias o la historia que Ransom narra son ciertas, pero las fechas de lanzamiento de los juegos coinciden con su relato.

Seguramente con el correr del tiempo tendremos más novedades sobre la controversia. Nos queda esperar que, con suerte, ambas partes lleguen a un acuerdo, y todos los involucrados puedan conservar su buen nombre y sus empleos, los que suelen traer tanto entretenimiento a millones de usuarios.

Escrito por: Lisando Echenique


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*