Viajando a través de los “Bytes”: 3DO



videojuegos 3do

La consola 3DO fue concebida por The 3DO Company, una compañía de desarrollo tecnológico, que estableció las especificaciones y características que la máquina tendría. Por un lado, éste grupo se encargó del desarrollo arquitectónico del dispositivo, por otro lado, empresas de renombre como: Panasonic, Sanyo y GoldstarLG Electronics estarían a cargo de proporcionar el hardware y ensamblaje de la máquina. Un sistema de negocio que abarcaba múltiples licencias de hardware para la producción de una consola en particular, dicho sistema rara vez se volvió a ver en el mercado de la producción de videojuegos.

El negocio funcionaba de la siguiente manera: The 3DO Company tenía los derechos de autor por el diseño y arquitectura de la consola, mientras tanto Panasonic, Sanyo y Goldstar LG Electronics a cargo de los componentes de la máquina y de las ventas, pagarían a The 3DO Company un porcentaje por cada venta realizada, un negocio en cadena, al que también se sumaban las desarrolladoras de juegos que debían pagar una parte por cada juego que se llevaba a cabo.

Lamentablemente este sistema provocaría que el producto final sea excesivamente caro por culpa de incorporar a varias productoras independientes de cara a la fabricación de una sola consola, cada firma necesitaba tener su ganancia, pero por cada unidad vendida existían dos firmas haciendo lo mismo, lo que obliga a incrementar el precio del producto.

La consola llamada oficialmente 3DO Interactive Multiplayer(Reproductor Interactivo 3DO) salió a la venta en Estados Unidos en el año 1994 y más tarde, en 1995 lo haría en Japón. Conformaba la quinta generación, dentro del repertorio de máquinas con procesadores de 32-bit. Como es propio de la época, se enfocó en los gráficos tridimensionales y juegos en los cuales se hacía uso de imágenes pre-renderizadas y sonido de gran calidad, para ello usó como sostén para sus juegos el soporte por excelencia del momento, el Disco Compacto (CD).

En primera instancia se presentaba como una máquina capaz de hacer varias cosas además de procesar videojuegos, como reproducir música, imágenes y películas, todo ello a partir de las posibilidades que brindaba el almacenamiento en CD, no sería la primera ni la última consola en explotar esta idea, pero para entonces no era algo de lo cual se prescindiera.

Anteriormente dijimos que su precio era muy elevado, hablamos de US$ 699 para la época, un precio casi inaccesible para muchas familias que por entonces disfrutaban de consola de 16-bit, esperando el lanzamiento de grandes novedades como PlayStation. A pesar de su alto costo 3DO alcanzó 1.000.000 de unidades vendidas, que por lo visto no le sirvió de sustento a la compañía, ya que sus próximos proyectos fueron abandonados y dejó de lado el negocio de las videoconsolas para dedicarse al desarrollo de juegos para las mismas.

Aunque nos centremos en lo que respecta a la máquina en sí, no podríamos sacar grandes conclusiones, ni rescatar características innovadoras, tenemos una consola que no ofrecía nada nuevo a lo que ya se venía viendo. Tanto su diseño, como su control estaban inspirados en las consolas circundantes, cometiendo quizá, los mismos errores que éstas. Dentro de su pobre catálogo de juegos hay algunos que pueden ser rescatados con mención, pero muchos otros son de baja calidad, haciendo que un sistema de 32-bitse quedara a mitad de camino para lo que en realidad debería haber sido.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*