Teenage Mutant Ninja Turtles III: The Manhattan Project




Konami fue la desarrolladora estrella de videojuegos durante la época dorada de los arcade’s y no mucho menos de las máquinas de 8 bit. Teenage Mutant Ninja Turtles, conocidas en las tierras latino-parlantes, como Las Tortugas Ninjas,fueron y son una popular serie animada, centrada en cuatro carismáticas tortugas mutantes que derrocan a las altas tasas criminales, de la oscura ciudad de New York.

Muchas series televisivas animadas de los años 80 y 90, lograron tener su adaptación al mundo de los videojuegos, algunas lo hicieron de forma exitosa, mientras que otras no tanto, pero aquí nos encontramos, con quizá la que sea, no solo la mejor adaptación, sino el juego con mejor apartado técnico que la consola NES haya podido ver.

Como el título lo dice: Teenage Mutant Ninja Turtles III: The Manhattan Project, es la tercera entrega de una franquicia que recolectó tanto éxito en la serie animada, como en sus videojuegos, y lo hace bajo el no menos adecuado género de los Beat ‘em up, un género muy acertado y muy utilizado en la época. Es el tipo de juego en el que el jugador debe enfrentarse, durante el avance de un determinado nivel, a cientos de enemigos, para concluir la etapa con un jefe final, que siempre nos obliga a elaborar una estrategia para poder derrotarlo. Es el tipo de juego que toma elementos prestados de Final Fight o Double Dragon, por nombrar algunos, pero explotando al máximo esos elementos, y haciendo buen uso de ellos, para que cada uno, de los 8 niveles que presenta el juego, se sientan diferentes, tanto en ambientación, como en los retos y desafíos que ofrece.

En el juego, podremos defendernos de los enemigos con acciones básicas, como el golpe o el salto, la habilidad de golpear puede sernos útil tanto para arrojar al enemigo, como para abatirlo con nuestras armas; por otro lado, el salto además de permitirnos acceder a ciertas zonas, también puede ser combinada con la acción de golpe para realizar ataques aéreos. Junto a estas acciones, también contamos con la posibilidad de un ataque especial, que elimina de un solo golpe a cualquier enemigo ordinario, pero esta habilidad disminuye nuestra barra de salud, por lo que hay que pensarlo dos veces antes de utilizarla.

Cada jugador comenzará con tres vidas, cada una de ellas está representada por una barra de salud que disminuye con los golpes recibidos, o como se mencionó anteriormente, haciendo uso de los ataques especiales. Cuando la barra de salud se agota, perderemos una vida, y si se pierden todas las vidas ¡Game Over! Por suerte, tendremos la oportunidad de continuar desde el principio del nivel en el que fracasamos, lo que es de agradecer, ya que el juego es longevo, pero dicha posibilidad de continuar es limitada, por lo tanto, agotados todos los “Continue?”, nos obligará a empezar desde el comienzo del juego.

La dificultad del juego es bastante ajustada, haciéndose difícil, sobre todo, al enfrentar a los jefes finales y subjefes. La posibilidad de jugar junto a un amigo, no solo lo hace más fácil, sino más divertido. De esta manera el trabajo en equipo y la elaboración de estrategias, nos permite avanzar por esos niveles, en los que solosno podíamos lograrlo.

En lo que mayormente destaca el título, es en el apartado gráfico, con secuencias intermedias bien definidas y personajes en juego proporcionados, creíbles y definidos, tanto como para los personajes principales (Leonardo, Raphael, Donatello y Michelangelo), como para los secundarios y antagonistas (Splinter, April O’Neil, Destructor, Tokka, Rahzar, entre otros). Los diseños son fidedignos a sus homologos en serie, dando la rápida sensación de identificación, y logrando una inmersión, que hace que todo sea más fidedigno.

En el aspecto sonoro, se ve el impecable trabajo hecho por Konami, brindado melodías características de la franquicia, en introducciones, secuencias intermedias y melodías únicas para cada nivel en concreto, con sonidos que denotan tensión y nerviosismo durante las batallas contra los jefes finales. Los sonidos de efectos especiales también se encuentran a la altura de las melodías que acompañan durante el juego, siendo estas de gran variedad, aunque se antoja algo repetitivo y cansador, como cuando nos queda muy poca salud y utilizamos el ataque especial todo el tiempo.

De forma global, el juego es magnífico y es uno de los títulos estrella que la NES cuenta en su juego-teca, con una historia como pocos juegos de la época, apartado gráfico y sonoro de lujo y una jugabilidad precisa y adictiva convierten a este pequeño juego, en esa joya a recordar.

Aquí puedes ver el juego en acción:

 

  • Desarrolladora: Konami
  • Año de salida: 1992

 


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*