Viajando a través de los “Bytes”: Nintendo Entertainment System (Parte 2)



Nintendo Entertainment System

Para el año 1985 la empresa Nintendo pone en marcha la comercialización de la consola de 8 bits Nintendo Entertainment System, en el complejo, consumista y competitivo mercado norteamericano, para más tarde (debido a su éxito) hacerlo en distintas partes de Europa y Australia.

En su lanzamiento la consola venia acompañada de un robot (R.O.B.), el cual interactuaba con los principales elementos del juego y realizaba acciones específicas según los elementos aparecidos en pantalla. Aunque este accesorio pasaría a un segundo plano más adelante. Fue en los comienzos de la comercialización un artefacto brillante y llamativo que animaría a los consumidores a realizar la compra, y no se puede evitar decir que era más una estrategia de venta, que solo una simple implementación de cara al futuro.

El precio de compra para el paquete básico, que constaba de la consola y dos controles, rondaba para aquellos años los 200 USD, mientras que el paquete de lujo que contaba con la consola, dos controles, dos juegos, el robot R.O.B. y la pistola de luz, a un precio aproximado para la época de 250 USD.

Una de las decisiones quizá más importantes de Nintendo al entrar al mercado americano, es la de cambiar el aspecto estético de la consola original Family Computer. Tal vez esto se deba a una adaptación de una consola con una imagen demasiado orientalizada, que por ello no sería reconocida como un producto de consumo occidental, por tal caso Nintendo le dio un aspecto y un diseño futurístico, novedoso y con elementos que se adaptan más a los estándares americanos.

Además de la transformación estética total que sufrió la consola original, también se incluyó el elemento que identificó y quedó hasta hoy inmortal en el universo del videojuego. Hablamos del sello que le da identidad a dicha consola, y es la inclusión de una marca y logotipo que sentó sus propias bases, como ya se sabe, nos referimos a Nintendo, que por primera vez se decide a mostrar en su producto el logotipo de la marca. Hasta entonces nunca lo había hecho en sus anteriores consolas, como en el caso de la Color TV Game y su anterior diseño Family Computer (aunque en esta se podía ver, la marca no se dejaba ver como acostumbra).

En contraste con la versión de consola oriental, tenemos aquí un producto de exactas características, por lo cual solo hablamos de diferencias estéticas y no técnicas, ya que la potencia de la máquina era la misma.

 

Su apartado técnico estaba compuesto de lo siguiente:

CPU

Ricoh 2A03 de 8 bits (MOS 6502)

NTSC Ricoh 2A03 @ 1,79 MHz

PALRicoh 2A07 @ 1,66 MHz

RAM

2 KB

Audio/Video

Procesador de vídeo Ricoh con resolución 256X240 píxeles, con una paleta de 48 colores y cinco grises, 52 colores en una línea de escaneo, y posibilidad de 64 sprites simultáneos en pantalla.

Sonido monofónico.

 

La consola tenía un diseño rectilíneo, de proporciones enormes, la cual daba una imagen sofisticada y sólida, de color predominantemente en gris, con toques de un negro claro. En la parte frontal se encuentran los botones de Power y Reset, junto a la ranura para insertar los cartuchos, en este caso de posición horizontal. En su lateral derecho se ubican las ranuras para la conexión de los cables correspondientes a Audio/Video, y en la parte posterior se encuentran la ranura para la conexión de la fuente de alimentación.

El control sigue manteniendo su misma estructura, solo se modifican sus pines de conexión y los colores. Al igual que la consola, el control mantiene las mismas tonalidades de colores, conservando los botones B y A y su novedosa cruceta de direcciones.

A lo que respecta el apartado juegos, nos referimos a ellos como algo tan amplio, completo e importante que serán descritos en la siguiente parte, para no dejar ningún detalle de lado, ya que por naturaleza los juegos son los responsables de darle vida a la máquina de Nintendo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*