Viajando a través de los “Bytes”: Famicom o NES (Parte 1)




Durante la década de los años 70, los videojuegos y en particular las videoconsolas, ya habían establecido un estándar definido, tanto para los juegos, como para el diseño y desarrollo del hardware. Muchas empresas se unieron al novedoso mercado del entretenimiento digital, con consolas grotescas y mandos mastodónticos, sonidos básicos y gráficos arcaicos.

No, no es una crítica a las primeras dos generaciones de consolas, es todo un alago, es que si no fuera por este comienzo, la historia del videojuego nunca hubiera podido avanzar como lo hizo. Y en parte esto es un tirón de oreja a la hasta entonces sobrepoblada y estancada industria que en los años 1982 y 1983 no pudo evitar el ramalazo que el crash produjo en su existencia.

La historia de esta consola, comienza en Japón, cuando la empresa Nintendo hace su incursión con una novedosa consola de juegos, la Family Computer, también conocida como Famicom. Algunas de las características que se tuvieron en cuenta en el desarrollo previo al sistema definitivo, fueron quizá los aspectos más acertados para el futuro éxito de la máquina, como en el caso del diseño estético de una consola que se asemejara más a un juguete, que aun dispositivo electrónico, dicha decisión tuvo que ver con adoptar un cambio de imagen que hasta entonces las consolas venían teniendo, de esta manera, si la consola parecía un juguete, causaría una reacción al público diferente de lo que ya venían causando las estancadas generaciones anteriores.

Otro aspecto que se tuvo en cuenta fue la de diseñar un sistema que estuviera avanzado hasta ese entonces, por lo menos durante el periodo de un año, con lo que gozaría de una ventaja importante en el apartado técnico y también, la de diseñar un sistema que fuera lo más barato posible, para así reducir costos de producción y reducir los precios de ventas.

Finalmente en el año 1983, Family Computer se pone a la venta en territorio japonés y más tarde lo hace en diferentes sectores asiáticos. Su éxito fue rotundo, tuvo una gran acogida por parte del público consumidor, que recibía con su compra, la consola junto con dos mandos, sus conectores y tres juegos incluidos (Donkey Kong, Donkey Kong Jr. y Popeye).

La Famicom era una consola versátil y compacta, y a decir verdad su diseño y color lo hacen parecer más a un juguete que a una consola, pues su propósito cumplió su cometido; de color blanco con retoques en rojo oscuro, pequeña y de aspecto rectangular, contaba con dos controles novedosos que rompían con los estereotipos que hasta entonces se habían forjado, con dos botones de acción (B y A) y dos botones de selección (Select y Start) con los que solo contaba el control correspondiente al jugador 1, mientras que el control del jugador 2 contaba con un micrófono y un selector de volumen, que casi no tuvo participación por la poca inclusión que los juegos hacían de esto. Quizá lo más novedoso fuera su pad direccional en forma de cruceta, que contaba con un total de 8 direcciones, y se dice novedoso porque se sustituyeron las enormes palancas en forma de mango que los controles de las anteriores generaciones tenían. Ahora los movimientos de dirección no se harían sujetando con la mano una palanca, ahora se utilizaría la dirección solo utilizando el dedo pulgar.

El tamaño y la funcionalidad de las direcciones analógicas fueron sustituidas por direcciones digitales, es decir exactas, lo que se transformó en un sistema direccional digital a través de pulsación y no de empuje, como se hacía en las versiones anteriores de los mandos, esto dio una nueva imagen a los controles y sentó las bases para los joystick de las consolas posteriores, tal es el caso, que consolas de última generación todavía utilizan este sistema.

En la carcasa de la consola, la ranura para insertar los cartuchos (como es obvio) estaba presente, también los botones de Power y Reset, además de un conector de expansión en la parte delantera de la consola de 15 pines, que servía para conectar accesorios, como lo es en el caso de la pistola de luz. La conexión al televisor se hacía a través de un modulador de cable RF, que se conectaba al receptor de antena.

Pero después de sus buenas ventas, surgió un fallo técnico que se dio a causa de una mala implementación de un componente, esto causaba cuelgues en el sistema. A todo esto la placa base tuvo que ser sustituida en la fabricación de las versiones posteriores para remediar este problema; la producción se detuvo por un tiempo, pero para cuando volvió a ponerse en marcha la producción, su popularidad como videoconsola ya se había hecho palpable. Cabe aclarar que sus aspectos técnicos, como también su repertorio de juegos serán descritos en la siguiente parte del artículo ya que Family Computer y NES son en esencia la misma consola.

Simplemente con este arsenal el mercado asiático fue conquistado, ahora Nintendo iba por más, queriendo conquistar el mercado norteamericano, pero para ello, el concepto de Family Computer tuvo que ser re-concebido.

Nintendo forjó negociaciones con Atari, para que esta distribuyera la consola en el nuevo continente, pero las negociaciones no concluyeron, lo cual Nintendo se vio obligado a realizar sus proyectos por su propia cuenta. Pero para hacerlo, debía recrear una versión de Family Computer que tuviera un aspecto occidentalizado que encajara con el competitivo mercado de América del norte.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*