Viajando a través de los “Bytes” (Parte VI): Atari 5200




Continuando con el viaje a lo largo de la historia de las consolas de videojuegos, nos tropezamos con la “Atari 5200”, sucesora de la Atari 2600. En este caso, la 5200 es una versión de consola, que solo basta con decir que estuvo adelantada a su época, es la evolución completa de su anterior versión, es la búsqueda del perfeccionismo en el paso a seguir y esa picardía de querer quedarse con el trono, no solo del mercado, sino del prestigio que supone ser pioneros en una determinada área. Porque Atari ya se había ganado la fama de ser una marca referente en los videojuegos, y es lógico que quisiera mantener ese referente.

Pero, no necesariamente un producto de grandes prestaciones tiene que ser enormemente adquirido por los consumidores. Porque en verdad, quien tiene el control, no es la oferta, sino la demanda. Por más que ofrezcas algo, que tal vez no encaje con las necesidades del momento, pues ese algo, no será consumido. Justamente es de lo que hablamos con “Atari 5200”, sus grandes facultades no fueron suficiente, como para conquistar a los jugadores como lo hiso con su anterior versión y eso que hablamos de una mejora en todos sus apartados técnicos, con todo ello, la versión anterior logró encariñar al público que había quedado encantado con la primera impresión que “Atari” dejó en ellos. Encanto que quizá no se dio de la misma forma en este caso.

Ya tenemos en claro que la 5200 no fue tan popular como la 2600 y que tampoco tuvo la misma cantidad de ventas, pero eso no impide que podamos describirla como una gran máquina procesadora de videojuegos y una consola de juegos en todos sus matices.

“Atari Super System 5200” es una consola de videojuegos que se puso en comercialización en el año 1982, estimando su número de ventas en 1.5 millones de unidades vendidas, número bastante inferior con su antecesora. Una gran parte de su declive en sus ventas se debe al “Crash” de 1983, que afectó a esta y muchas de sus competidoras (en 1983 se produjo una caída en la industria de los videojuegos).

Su imagen es robusta y grande, excesivamente grande, con un color predominante en negro y una lámina de aluminio cruzando su ancho cuerpo, en ella el logo de “Atari” junto con su respectivo número de modelo: 5200. En la esquina inferior derecha cuenta con un botón de encendido y apagado, se han eliminado los clásico interruptores que se usaban en versiones anteriores.

Como ya es de costumbre, contaba con el receptáculo para la inserción de cartuchos y en la parte delantera se aprecian sus dos puertos para los controles. En estos, los controles, se ven cambios importantes: contaban con un mini teclado numérico, 2 botones en la parte lateral y 3 botones en la parte superior, convirtiéndose en el primer “Joystick” en incluir botones como “Start” y “Pause”, míticos y legendarios para el legado de los videojuegos. También, en el centro del control se erguía una palanca analógica con movimiento de 360º, superior a las 8 direcciones fijas que ofrecían muchos controles hasta entonces.

Lo que se critica de este control, es su palanca analógica, esta no contaba con el auto-centrado, es decir, al hacer un movimiento, el control no volvía al centro de forma automática, esto lo hacía incómodo y tedioso de manejar, un verdadero trastorno a la hora de controlar los movimientos en juego. Pero no solo era su tosco movimiento, lo que hacía infame a los mandos, también era su fragilidad, averiándose al poco tiempo de su primer uso.

Su “Hardware” se componía de:

  • CPU

6502C @ 1,78 MHz

  • RAM

16 KB de memoria RAM

  • Audio/Video

Sonido de 4 canales y una salida de video con resolución de 320×192 píxeles.

Se ve en sus especificaciones técnicas que tiene una capacidad amplia, y su capacidad se debe a que desde un comienzo, la consola se pensó para reproducir conversiones de los populares juegos “Arcades” del momento. Su repertorio de juegos está basado en estas conversiones, muchos de ellos de muy buena calidad, pero no lo suficientemente innovadores.

Algunos de los más populares juegos son:

  • Pac-Man
  • Centipede
  • Space Dungeon
  • Jungle Hunt
  • Realsports Baseball
  • Tunnel Runner

La calidad gráfica de los juegos es muy parecida a sus versiones “Arcades”, siendo estas superior. Los elementos en pantalla son fidedignos e interpretativos, logrando cierto grado de inmersión. Es normal ver formas escalonadas y abuso de líneas rectas, ya que el número de píxeles era muy escaso.

Desde ya, las empresas desarrolladoras empezaron a marcar sus territorios y a crear juegos que encajaban con temáticas de la época, juegos para toda la familia y de diversas índoles.

Por entonces, el camino de los videojuegos seguía su rumbo…

 


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*