Cinco trucos para navegar más rápido por Windows 8.1




Ahora que Windows 8.1 se encuentra disponible para el público en general, hay algunas opciones ocultas que convendría descubrir para navegar más rápido. Si estás pensando en dar el gran salto a la nueva versión operativa de Microsoft aquí te presentamos cinco trucos útiles que te vendrán como anillo al dedo.

Está bien. Windows 8.1 no es precisamente la versión más grande de Microsoft, menos aún cuando su lanzamiento se ha tornado algo accidentado, forzando a que muchos usuarios  se vean obligados a reinstalar el sistema. Si a ello le sumamos los problemas de compatibilidad de hardware, el problema se torna más delicado.

Si estás teniendo dificultades para actualizar tus drivers a la versión Windows 8.1 te recomiendo tener un poco de paciencia y aguardar a que Microsoft haga una actualización general que se irá dando de manera progresiva.

En fin. Con sus buenas y malas cosas, Windows 8.1 está aquí nos guste o no, y no estaría de más aprender algunos trucos de navegación.

Cinco características ocultas de Windows 8.1

1. Iniciar Windows desde el Escritorio

Ahora podemos arrancar el sistema directamente desde el Escritorio, sin tener que ver la pantalla del Metro de Windows que a veces puede resultar obsoleto. Para ello debes hacer clic en la barra de tareas y seleccionar “Propiedades”. Ahora haz clic en la pestaña “Navegación” En la sección de la pantalla Inicio, marca la casilla  “Al iniciar sesión o cerrar todas las aplicaciones de una pantalla, ir al escritorio en lugar de a Inicio”. Por último, acepta todos los cambios.

2. Abrir varias ventanas de Internet Explorer 11 en el Metro

Navegar por Internet Explorer es más divertido desde el Metro de Windows que la versión tradicional. Sin embargo, el navegador web de Microsoft no contaba con opciones para abrir varias ventanas como sí sucedía en el formato clásico. Bien, lo que debemos hacer al momento de abrir una pestaña es hacer clic derecho en la parte superior y elegir la opción “Abrir en ventana nueva”. Inmediatamente se abrirá una segunda ventana para navegar por IE de Metro.

3. Nuevo método para apagar el sistema

Entre las grandes novedades de Windows 8.1 estaba la incorporación del botón Inicio, algo que veníamos esperando con gran ilusión. A la luz de los hechos, resulta que el botón Inicio es tan inservible como en la primera versión del Metro. Lo único que tenemos es un acceso directo a la Modern UI, sin el menú clásico que solía desplegarse cada vez que hacíamos clic en Inicio.

Pero no todo tiene que ser malo. Cuando hacemos clic derecho sobre el botón Inicio se despliega una lista de herramientas para administrar el sistema, incluyendo la opción de Apagar, Reiniciar, Cerrar sesión o Suspender el equipo. Este método evita tener que usar directamente el Metro.

4. Quitar el sonido de las notificaciones del Metro

Al momento de instalar una aplicación en Windows 8.1, el sistema de notificaciones suele activar futuros mensajes emergentes que se muestran en la esquina de la pantalla con un sonido muy distinguido. Si estás cansado de los sonidos de las notificaciones del Metro, lo que debes hacer es ingresar a la Configuración del sistema y elegir la pestaña Notificaciones. Aquí encontrarás una lista de todas las aplicaciones con las notificaciones activadas, así como una opción para reproducir sonidos. Desactiva todo lo que quieras.

5. Activar el modo de manos libres

Una de los grandes aciertos de Windows 8.1 fue incorporar el modo de manos libres, un sistema para usar nuestra webcam como un sensor de reconocimiento para pasar transiciones de fotos y lecturas con tan solo mover las manos. Para activar esta función bastará con abrir cualquier receta de cocina de la aplicación del Metro y elegir la opción “Manos libres” (asegúrate de tener tu webcam conectada).


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*