5 cosas que no queremos ver más en Facebook




Podría resistir a un apocalipsis zombie, e inclusive, podría vivir sin mi Xbox 360 o mi BluRay, pero lo que no puedo soportar son las trivialidades que abundan en Facebook. Hablo de cosas realmente aburridas, actividades sinsentido y algunas publicaciones que dan ganas de pegarte un tiro. Estas son las 5 cosas que no queremos ver más en Facebook.

Como cualquier persona tolerante, considero que hay muchas cosas que se pueden dejar pasar por alto: una mentira piadosa, un pequeño desbalance en el presupuesto del mes, o hasta una falta en la universidad (bueno, eso siempre). Pero hay otras cosas que no fueron hechas para tolerar, y estoy hablando específicamente del aglutinamiento superficial que cada día uno encuentra en las redes sociales.

Número 1: Cadenas

A diferencia de los mensajes que veíamos en Messenger, las cadenas han evolucionado en las redes sociales, especialmente en Facebook. Cada vez nos topamos con catástrofes mundiales, milagros divinos, o falsas donaciones. No sabía que el botón ‘Me gusta’ tenía un precio en la bolsa. Por favor, ya basta con lo mismo.

Número 2: Indirectas

Pero bueno, las cadenas son algo que veremos siempre hasta los confines de la humanidad. En cambio, las indirectas son una tortura para los ojos, gente que se dedica únicamente a jugar con la ambigüedad y escribir mensajes de doble sentido. Las indirectas más irritantes son las sentimentales, hay mucho drama por Facebook, la gente se quiere tirar al precipicio.

Número 3: Fotos y mensajes de amor

Yo entiendo que compartir una foto de dos personas que se aman es algo bonito, de hecho, yo lo hago cada cierto tiempo. El problema es que hay parejas engolosinadas que hacen de su relación un libro abierto. Todo es ventilado por Facebook: peleas, reconciliación, separación. ¿Realmente piensan que alguien estará al pendiente de todo esto?

Número 4: Invitaciones

Y cuando digo invitaciones hablo en general: juegos, aplicaciones, eventos, dar ‘Me gusta’ a una página. Por favor, entiéndanlo, en realidad a nadie le gusta iniciar sesión en Facebook y encontrar cinco notificaciones de invitaciones (con mayor razón si casi nunca recibes notificaciones).

Número 5: Bebés

Ahora que la reproducción de especies continúa en alza, Facebook es víctima de una gran cantidad de publicaciones que hacen honor a la ridiculez. Está bonito hacer una sesión de fotos y presentar a tu bebé ante la sociedad, pero tampoco abuses de ello porque la ternura en algún momento se acaba.

Nadie (y cuando digo nadie, es nadie) quiere saber si tu hijo hizo popó, o peor aún, dedicarle unas palabras por Facebook.  Si vas a escribirle algo a tu bebé, lo más probable es que lo hagas en idioma kriptoniano, porque todos, menos él o ella, entenderá lo que estás haciendo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*