Windows 9: todo lo que debes saber sobre el nuevo sistema de Microsoft




Microsoft no ha podido superar las expectativas económicas trazadas inicialmente con el lanzamiento de Windows 8, probablemente su versión más catastrófica después del fallo que representó Windows Vista. Es por eso que la multinacional estadounidense decidió adelantar la llegada del nuevo Windows 9 para este 2015.

¿Qué debemos esperar de Windows 9? Microsoft está afrontando un duro momento de transición ante los bajos resultados que se han cosechado con su incomprendida versión de Windows 8.

La respuesta del público dejó más dudas que certeza, y aunque en el arranque de este 2014 se ha registrado un ligero crecimiento en la demanda del mercado, lo cierto es que la venta de ordenadores ha caído hasta en un 10% en los últimos meses.

Por lo tanto, Microsoft deberá enfrentar una doble crisis, y el primer reto pendiente es mejorar su conflictivo Windows 8 por un sistema más completo y perfeccionado, además de no cometer los graves errores que se registraron con la actualización 8.1.

Dicho sea de paso, Windows 8.1 apenas ha sido descargada por unos 25 millones de usuarios, una cifra ínfima que empeora la situación de Microsoft y podría ser aprovechada por la competencia.

 

Primeras novedades de Windows 9

Todo lo que debes saber sobre el nuevo sistema de Microsoft

 

Con esta premisa, está claro que Microsoft deberá reformular varios aspectos de su sistema operativo estrella que será anunciado entre el 2 y 4 de abril en la ciudad de San Francisco.

Entre los primeros detalles extraoficiales, se conoce que Windows 9 supondrá un cambio en el diseño del Metro, que volverá a ser una de las principales características del sistema bajo la denominación Metro 2.0.

El objetivo de Windows 9 es fusionar los tres sistemas actuales que dominan en el universo de Microsoft: Windows, Windows RT, y Windows Phone. También se espera una notable mejora en la composición de los principales servicios multimedia, uniendo Windows Phone y Xbox en un completo centro de entretenimiento.

Las aplicaciones de Windows también serán optimizadas para que puedan ejecutarse en el Escritorio en una ventana de modo convencional. Si hubo un error en Windows 8 que disgustó a muchos usuarios fue la desvinculación del Escritorio como si fuese un formato independiente y ajeno al Metro.

Olvidarse del Escritorio fue un descuido que Microsoft pagó caro y terminó por reconocer indirectamente con el lanzamiento de Windows 9. La interacción entre Escritorio y Metro debe ir más allá de la simple transición, no basta con añadir un efecto de atenuación, es imprescindible que ambos se conecten entre sí como plataforma unificada. La división sólo trae problemas.

Por último, otra de las modificaciones urgentes es el manejo de la configuración del sistema, un protocolo interminable que alarga el acceso inmediato a las opciones avanzadas del equipo. Lo mismo sucede con el modo de navegación táctil y la compatibilidad con Kinect, dos recursos que se deben reforzar con prisa.

Windows 9 avecina su primer encuentro en abril de 2014 ¿Qué cambios te gustaría ver en el nuevo sistema operativo?


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*