5 cosas que no sabías del modo incógnito del navegador




Muchas personas recomiendan usar el modo incógnito del navegador web para evitar ser rastreado por otros sitios. Sin embargo, las cosas no son tan sencillas como pensabas.

¿Alguna vez has usado el modo incógnito para navegar por Internet? ¿Nunca te preguntaste si realmente es seguro? Pues te traigo malas noticias: tu actividad en la red todavía sigue expuesta.

No es ninguna novedad que la mayoría de navegadores como Chrome, Firefox, Opera, o Safari, nos brindan la posibilidad de usar el modo incógnito para navegar por Internet.

Básicamente, el modo incógnito nos permite ingresar a nuestras cuentas sociales y páginas web sin dejar ningún rastro. Aunque esta modalidad se encarga de borrar nuestras pistas, hay mucho que desconocemos en términos de privacidad.

Estas son las cinco cosas que probablemente no sabías del modo incógnito del navegador:

 

#1 Safari fue el primero en implementarlo

Safari fue el primer navegador del mundo en implementar la opción para navegar en modo incógnito. Aunque esta función estaba disponible desde el año 2005, tuvieron que pasar tres años para que Chrome popularizara esta herramienta (después vinieron Internet Explorer y Firefox).

 

#2 Las páginas web aún pueden obtener información

Cuando accedemos al modo incógnito le estamos diciendo al navegador que borre automáticamente datos como el historial web, cookies, y demás información relacionada.

Lo primero que debemos aclarar sobre este aspecto es que, independientemente de la configuración del navegador, los sitios web continúan funcionando con normalidad. En otras palabras, las páginas todavía pueden obtener información como tu dirección IP, sistema operativo, país de origen, tiempo que pasas en cada web, entre otros datos.

 

#3 Te pueden observar en el trabajo

Puede que no te hayas percatado, pero los propios navegadores suelen advertirte que el modo privado no evita que alguien monitorice tu conexión. Por ejemplo, el admin informático de tu empresa puede registrar tus movimientos para saber en dónde estás metiendo las narices.

Así que debes tener cuidado de lo que haces en la red cuando estás en el trabajo, nunca se sabe quién puede estar detrás de tus pasos.

 

#4 Siempre quedan pequeños rastros

#4 Siempre quedan pequeños rastros
#4 Siempre quedan pequeños rastros

Si piensas que nadie podrá descubrirte navegando en modo incógnito, entonces es mejor que lo reconsideres. Existe una remota posibilidad de que los plugins y extensiones web que instalas en el navegador se activen en el modo privado y guarden información comprometedora.

 

#5 Windows guarda información valiosa

Los usuarios de Windows corren un gran peligro al navegar en modo incógnito desde la computadora, ya que el sistema lleva registros que permanecen guardados en las carpetas del equipo.

Dicho de otra manera, la caché DNS alberga toda la información de los nombres de dominio que has visitado en modo incógnito.

Llegó el momento de poner fin al falso mito de la completa privacidad en el modo incógnito del navegador. Si no quieres poner en riesgo información personal, es preferible navegar desde un ordenador seguro. ¡Buena suerte!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*