Trabajar con imágenes en Word




Si bien Word es un procesador de textos, las últimas versiones ofrecen muchas herramientas útiles para hacer una sencilla edición de imágenes, que no por ser sencillas dejan de ser interesantes. A veces aprender a editar con Photoshop, o programas más complejos, requiere de mucho más tiempo y dedicación. Si bien no es mucho lo que puedes realizar, si tienes creatividad, Word te permite trabajar libremente con imágenes, armar collages, cuadros, utilizar color en los fondos de página, darle formas a las imágenes, aumentarles el brillo, el contraste, cambiarles el color, y muchas opciones más.

Hay imágenes, dibujos, fotos y otros archivos que guardamos dentro de nuestra computadora o que tenemos en alguna unidad de almacenamiento y que podemos introducir en un documento de Microsoft Word, por ejemplo, en la confección de un currículum insertar la foto, o en una carta administrativa insertar en el encabezado el logotipo de la empresa.

Para estas operaciones debemos seleccionar de la ficha Insertar, la opción Imagen del panel Ilustraciones. Al hacer clic sobre este comando se abrirá el cuadro de diálogo que permite insertar un archivo, luego debemos buscar el archivo en cuestión y una vez encontrado seleccionarlo e insertarlo. De esta manera la imagen se insertará en el lugar donde nos encontramos posicionados con el cursor.

A veces queremos lograr que la imagen que insertamos quede rodeada por el texto, pero el formato con el que se traen las imágenes a Word no nos permite realizar dicha acción. Por ello, debemos cambiarle el formato a las mismas. Selecciona la imagen y haz clic en la  pestaña Formato. Allí, selecciona la opción Ajuste de texto ubicada en el grupo Organizar. Haz clic en la opción Estrecho y mueve la imagen alrededor del documento. Notarás cómo el texto se ajusta perfectamente a la imagen.

¿Que más se puede hacer con la imágenes en Word?

Puedes girar la imagen, es decir rotarla, para el caso de que quieras realizar algún collage o cuadro. Para hacerlo, debes hacer un clic sobre la imagen. Allí te aparecerán los nodos para agrandar o achicar la misma y a su vez te aparecerá un círculo color verde que será el que te permitirá girar la imagen de forma totalmente libre. También puedes recortarla, en el caso de que quieras eliminar alguna parte de la imagen que no sea de tu agrado.

También dispones de una sección que te permite personalizar el brillo y el contraste de la imagen. Desde aquí también puedes “Volver a colorear”, lo que hará que la imagen tome una tonalidad distinta, puedes elegir diferentes colores, verde, azul, etc.

Una de las opciones más lindas para trabajar con imágenes es darles una forma en particular. Por ejemplo, puedes hacer que una imagen tome la forma de un corazón o de un sol. ¿Cómo logras esto? Con la imagen seleccionada, debes dirigirte a la sección de “Formato” de la imagen, y elegir la opción “Cambiar forma”. Allí podrás elegir la forma que quieras que adopte tu imagen.

También puedes trabajar con bordes, es decir, hacer que la imagen que insertaste, tenga un borde de color, que puede ser fino, grueso, de algún color en particular, y con el estilo que desees. Esto lo podrás hacer desde la opción “Contorno de la imagen”. Desde allí tendrás acceso al grosor, color, estilo y demás opciones.

A su vez, también puedes jugar con los efectos de la imagen: hacerle una sombra, bisel, bordes suaves, y además puedes personalizar estos efectos y generar un “reflejo” de la imagen, o probar distintas opciones de 3D.

Estos efectos son realmente innovadores para un procesador de textos. ¡Aprovéchalos!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*