Como elegir un receptor A/V multicanal




El notable descenso de precios en los reproductores de DVD y la creciente oferta de operadores de televisión digital están haciendo posible que cada vez más usuarios cuenten con un sistema audiovisual de altas prestaciones. El amplificador o receptor A/V es, sin duda, el centro de este sistema, proporcionando la conectividad y amplificación multicanal necesarias para obtener el máximo rendimiento de todas las fuentes de sonido digitales y analógicas. A continuación veremos algunos factores que hay que tener en cuenta antes de elegir el más apropiado.


1) Receptor o amplificador

La mayoría de las soluciones integradas de amplificación A/V incluyen un sintonizador de radio AM/FM, algunos de los cuales ofrecen una excelente calidad y prácticamente todos con RDS. Sin embargo, cada vez es más frecuente ver modelos que descartan esta prestación, apostando por un conjunto de posibilidades en el terreno audiovisual. Si se dispone de un buen sintonizador, un buen cable de interconexión y espacio suficiente para colocar ambos equipos, en la misma gama de precios un amplificador A/V es la opción más acertada.

2) Decodificador incorporado y entradas 5.1 (también válido para 6.1 o 7.1)

Existen amplificadores y receptores que, siendo compatible con títulos codificados en Dolby Pro-logic Surround (el veterano sistema envolvente analógico) incorporan un juego de entradas 5.1 que permite la conexión de un DVD u otro dispositivo que disponga de decodificador de audio multicanal. Es posible encontrar este tipo de equipos a un precio muy atractivo, aunque conviene tener en cuenta que sólo será posible conectar un único dispositivo en ese tipo de salidas. Por otro lado, con los formatos de audio de alta definición en el mercado (DVD-Audio y SA-CD) es conveniente que aunque el amplificador cuente con decodificador, disponga también de un conjunto de entradas 5.1 analógicas complementarias.

3) Formatos digitales

Si bien existen diferentes formatos de audio multicanal (MPEG, Dolby Digital, DTS, etc.) la realidad es que tanto en el mercado europeo como en el americano muchos títulos en DVD vienen codificados en Dolby Digital, ya sea en 5.1 canales o en estéreo/Dolby Surround. Es cierto que a mayor compatibilidad con los diversos formatos, mayor precio. Sin embargo, cada vez más receptores A/V de gama media incorporan DTS, cuya calidad de sonido es mucho mayor al tener una menor compresión.

4) Conexiones digitales

Existen dos tipos de conexiones digitales: eléctricas y ópticas. La primera se realiza a través de conectores de tipo RCA mientras que la segunda utiliza cables de fibra óptica con conectores de tipo TosLink. Hoy en día todos los reproductores de DVD incorporan al menos una de estas entradas, por lo que es necesario asegurar la compatibilidad. Por otro lado, la presencia de entradas digitales adicionales permitirá conectar un MiniDisc, CD audio o Láser Disc, y utilizar el decodificador del amplificador, por lo que es conveniente disponer de una buena dotación de las mismas.

5) Considerar el resto del equipo

Antes de decidirse por un receptor es importante considerar los elementos que constituyen el sistema A/V. No todos los receptores A/V incorporan una gran cantidad de entradas y salidas de video. Disponer de una buena cantidad de éstas permite conectar todas las fuentes de imagen al receptor, ya sea DVD, VHS, Láser Disc ó TV, y así utilizar una sola entrada del televisor o dispositivo de visualización. Un factor a tener en cuenta es que, si bien cada vez más equipos de gama media disponen de entradas y salidas tanto de video compuesto como de S-Video (cuya calidad de imagen es mayor al separar la señal en crominancia y luminancia), la mejor calidad de obtiene a través de las salidas RGB presentes en algunos reproductores de DVD y receptores de televisión digital.

6) Prestaciones

Algunos equipos incorporan un completo sistema de menús en pantalla que permite configurar todos los parámetros relativos al sonido ambiental, tales como volumen y tiempo de retraso de altavoces, mientras que en otros la configuración de estos parámetros se realiza a través del display del panel frontal. La posibilidad de apagar por completo o atenuar el brillo del mismo es una prestación que incrementa la neutralidad del entorno y, en muchos casos, disminuye las interferencias sonoras. A medida que aumentan las prestaciones se incrementa también el precio, aunque muchos equipos de gama media cuentan con éstas y muchas más.

7) Potencia de salida

Para elegir entre un modelo de mayor o menor potencia de salida es necesario considerar el tamaño de la sala de escucha, además de la sensibilidad de las cajas acústicas asociadas, como medida para conseguir la sinergia adecuada. A mayor potencia, mayor control, capacidad de respuesta dinámica y menor distorsión. Por otro lado es importante destacar que no todos los receptores suenan igual y que, además de revisar con cuidado las especificaciones técnicas, conviene escuchar todas las opciones, tanto en sonido multicanal como en estéreo.

8) DSP

La presencia de un procesador de señal digital (DSP) permitirá ajustar el sonido ambiental, tanto de pistas en formato digital como analógico, con un mayor nivel de precisión y, a su vez, emular espacios sonoros similares a los de un teatro, una sala de cine, una sala de conciertos o incluso una iglesia. También será interesante asegurarse, si el equipo elegido cuenta con esta prestación, que disponga también de un modo DSP para audición nocturna. De esta manera, realizando una compresión inteligente, reduce el rango dinámico en las escenas en las que se producen cambios bruscos del nivel sonoro.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*