El Subwoofer en un sistema 5.1




El subwoofer es un subtipo de altavoz activo en general- aunque también existen algunos modelos de antaño pasivos- de vía única diseñado para reproducir, aproximadamente, las dos primeras octavas (las más graves, normalmente entre 20 y 80 Hz) 2 del total de 10 audiofrecuencias. Los subwoofer pretenden, por tanto, complementar los altavoces convencionales de dos vías que nunca cubren la primera octava (de 20 a 40 Hz) y con frecuencia sólo alcanzan a reproducir los componentes más agudos de la segunda (de 40 a 80 Hz).

Típicamente, los subwoofer domésticos integran en sus versiones más simples una fuente de alimentación potente (normalmente entre los 100 VA y 1 kVA dado que en ocasiones pueden circular potencias eléctricas superiores a 10 AMPS por la bobina del transductor), un filtro pasa bajo activo, protecciones de sobrecarga, un amplificador integrado y un único parlante de pequeño, mediano o gran diámetro según sea la potencia , marca y modelo. El diseño y material del cual está hecho el subwoofer es mucho más importante que los parlantes para medios o agudos, pues de eso depende la funcionalidad del mismo y la acústica dinámica que pueda desarrollar, por lo que son ampliamente recomendables los de gabinete de madera sellada y que poseen un fondo más extenso que su ancho y alto.

En el mercado actual siguen predominando los subwoofers análogos, aunque con un mayor costo se encuentran disponibles algunos modelos de salida digital (la señal de entrada es digital a la que se aplicará filtrado de bajo digital, procesamiento de adecuación y corrección de sala mediante un DSP y conversión digital-analógica para la salida final). e incluso inalámbricos, entre las ventajas de un subwoofer digital se tiene la que es posible balancear por medio de un dispositivo automático de corrección la fase, potencia, y frecuencia, por lo que se puede considerar un plug and play. Claro está te deja también echar mano de los ajustes manuales por si la salida recomendada no es de tu gusto.

Por experiencia puedo recomendar como alternativa económica los subwoofers que dirigen su parlante hacia el suelo (Directo reflejantes) porque a pesar de tener un tamaño pequeño de entre 4 a 8 pulgadas de diámetro son capaces de generar una acústica que simula una potencia mayor a la que realmente emite, cito entre ellos los modelos de la seria ACS de Altec Lansing, y algunos modelos de mediana gama de Jamo como el histórico SW 303E.

Dado a que las ondas en el aire con temperaturas normales son hasta 10 veces más amplias que el parlante que las reproduce la directividad de estos sonidos son casi imposibles de percibir por lo que se puede jugar con la ubicación idónea sin preocuparse por el lugar de emisión del mismo. Es por ese mismo principio que la estereofonía en estos aparatos es inútil por lo que generalmente se fabrican en una tan sola pieza pero con entradas L-R para asegurarse no perder un canal de entrada. Más sin embargo este deberá por recomendación situarse siempre al frente del oyente. A este principio se le une la comprobación que las frecuencias graves cubren el 45% de la armónica total en una sala, por lo que se hace importante la ubicación correcta, potencia, controles de corrección, la absorción y difusión de la sala para lograr la reproducción fiel de toda la gama de sonidos. Si por el contrario en la adquisición de un subwoofer no se toman en cuenta estas variables se genera un deterioro de gran escala en la fidelidad del audio.

El balance de potencia es importante al decidir la adquisición de un subwoofer, pues a tu sistema de 120 watts RMS no es recomendable combinarlo con un subwoofer capaz de desarrollar 650 watts RMS, pues este se vería seriamente en desproporción y aunque lo puedas moderar con el control de ganancia del subwoofer estarás desperdiciando potencia y dinero por el alto costo que este aparato puede costar.

Hoy en día está en su apogeo los sistemas 5.1 que aunque en marcas comerciales tales como Philips, RCA, Sony, JVC, Sharp etc. No brindan la potencia y calidad de audio que sistemas especializados de marcas como Bose, JBL, Sansui, Jamo, Sound Barrier, Technics, entre otras son capaces de desarrollar tanto en las frecuencias graves como las medias y agudas. Por lo que también se recomienda el invertir un poco más, que mal gastar un poco menos.

El Subwoofer no es un accesorio para tu sistema, como lo vimos con anterioridad es parte fundamental para lograr disfrutar el espectro total de tu música, mi recomendación es que si no tienes uno deberías adquirirlo, te enamoraras del sonido siempre y cuando tomes en cuenta las consideraciones expuestas y solo entonces disfrutaras como debe ser.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*