Formatos de audio multicanal




Dolby Surround Prologic. Todavía analógico, desarrollado por los laboratorios Dolby, y sucesor de los anteriores Dolby S NR (Dolby Stereo con reducción de ruidos) y Dolby Surround (añadimos al anterior un tercer canal que dotará de profundidad al sonido).

El Prologic es una definitiva mejora a sus antecesores, consistente en la separación en cuatro canales de audio de los dos principales –derecho e izquierdo-. Obtenemos así los dos originales –derecho e izquierdo- frente a nosotros, un tercer canal central o frontal, y el cuarto trabaja en monofonía, situándose a la espalda o laterales del espectador mediante dos altavoces.

Los canales traseros, tienen menos potencia que los delanteros, y menor ancho de banda (100-7000 Hz), por lo que la sensación envolvente se ve mejorada en los siguientes sistemas que analizaremos.

El Dolby Surround Prologic fue uno de los primeros formatos en desembarcar en el llamado “HomeCinema”, y por ello podemos hallarlo en numerosas cintas de VHS o en algunos canales de TV.

  • MPEG. Llega el audio multicanal digital. Utilizado en el DVD-Video. Es el resultado de comprimir con pérdidas la información original PCM con velocidades de muestreo de 48 Khz a 16 bits. La combinación de canales puede llegar a 7.1 (siete altavoces más uno de graves), pero es más habitual es el uso de la distribución de cajas acústicas en las salas en el formato 5.1 que a continuación detallaremos.
  • Dolby Digital 5.1. Actualmente es el standard en el HomeCinema (DVD).
  • DTS. Digital Theater System. El gran competido del formato anterior. La primera película que adoptó este formato fue la conocida Parque Jurásico. Decodifica también 5.1 canales de audio digital desde el original PCM a 48 Khz hasta 20 bits, con compresión de baja pérdida de información, lo que resulta una mayor nitidez sonora.
    El DTS es pues, un formato superior, de mayor calidad, pues tiene un matiz más sutil (20 bits sin compresión frente a habituales 16 con compresión y pérdida) y aporta mayor realismo, sobre todo en los efectos surround. Tiene un rango dinámico mayor, obteniendo así una mayor nitidez en las altas y bajas frecuencias de audio. Y finalmente todos los canales de audio tienen la misma potencia, sin solaparse unos con otros.
  • THX. Tomlinson Holman Experiment. Ha sido desarrollado por el conocido George Lucas, y más que un nuevo formato, son unas normas muy exigentes que certifican que las instalaciones de sonido de la sala las cumplen. Estas normas incluyen la corrección tonal y espacial del sonido (debemos tener en cuenta que las salas de proyección son muy amplias), resultando diálogos más claros, efectos más reales y un conjunto final más nítido. Estas normas abarcan tanto a los procesadores de señal, como a los amplificadores, receptores, etc. Resumiendo: si entramos en un cine o vemos un equipo con las siglas THX, podemos asegurar que estamos ante la gama alta. Tiene dos clasificaciones, según el nivel de exigencia: Ultra y Select.

Ya adentrados en este singular mundo de la reproducción del audio en el HomeCinema, no podemos dejar de hacer referencia al último formato que ha irrumpido en nuestros hogares: el DVD. Pero no va a ser aquí donde analicemos el DVD-Vídeo, sino el siguiente paso en la evolución del audio bajo este soporte y que tiene por nombre DVD-Audio. Pero éste no ha llegado solo, se encuentra en una batalla sin cuartel con otro fabuloso sistema de reproducción de audio: el SACD (Super Audio CD). Veremos pros y contras en el siguiente análisis que vamos a realizar.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*