Parlantes para home theatre o cine en casa




Antes de decir los altavoces que se necesitan hay que decir un detalle con el que la mayoría de la gente está muy equivocada: el cine en casa consiste en imitar el sonido del cine en el hogar, pero esto hay quien no lo sabe interpretar y lo lleva a extremo, consiguiendo un sistema de altavoces que trata de imitar al cine en exceso (altavoces con exceso de graves, sin agudos, sin precisión…).

Aunque no lo queramos aceptar, el cine no tiene una buena calidad de sonido, sobre todo por los altavoces tipo discoteca que utilizan (woofers de 15 y 18 pulgadas con trompetas enormes), que nunca serán capaces de igualar en términos calidad a los woofers, medios y tweeters de los altavoces de gran nivel. Es por ello que hay que buscar un sonido claro y preciso, que imite al cine sólo en los efectos, pero que se acerque lo más posible a la realidad. Para conseguir sonido espectacular, la mejor forma es invertir en el sistema de altavoces, no adquiriendo unidades con exceso de graves y no conformarse con lo primero que nos presenten. Esto es una opinión personal y pensamos que es la más acertada, por nuestra propia experiencia en el mundo de la Hi-Fi y el Hi-End.



  1. Izquierdo y derechoSon bastante importantes porque llevan la música y los principales efectos especiales, y cuanto mejores sean, mejor. Valen altavoces normales, y se recomiendan que den buenos graves, sin pasarse claro está. Este punto hay que cuidarlo, ya que en nuestra opinión aquí recae que el conjunto suene espectacular o simplemente “suene”.

    Altavoces principales

  2. CentralEste canal lleva el diálogo y bastantes efectos (como ruidos de los personajes de la película y demás). Personalmente y en nuestra opinión, este canal bastante más importante de lo que parece a simple vista, ya que un cine depende en gran medida de que la voz se oiga muy clara, no tipo “bum, bum” como se suele oír en la inmensa mayoría de los cines caseros de demostración (para eso ya está el subwoofer). No recomendamos los típicos altavoces alargados con dos woofers y un tweeter en el medio que suelen vender, a no ser que cuesta más de 50.000 ptas. o, mejor aún, a ser posible, un altavoz IDÉNTICO al izquierdo y al derecho (Dolby recomienda esta última opción).Los decodificadores Dolby Surround Pro-Logic tienen 3 modos para el canal central:
    • Wide: si es igual que el izquierdo y el derecho (20 – 20.000 Hz).

      Sistema con altavoz central igual a los principales

    • Normal: si es más pequeño que el izquierdo y el derecho (100 – 20.000 Hz.)

      Sistema con altavoz central más pequeño que los principales

    • Phantom: si no está.

    Sistema sin altavoz central

  3. EfectosEstos altavoces no necesitan dar demasiados graves ni demasiados agudos, en principio por la limitada frecuencia (100 – 7.000 Hz.), y se pueden colocar en lugares insólitos, como integrados en las paredes, en las esquinas, conectados por infrarrojos… Esto no es así en el Dolby Digital o Dolby Digital (20 – 20.000 Hz), donde se recomiendan tener altavoces mayoresmás grandes, y, a ser posible, IGUALES que los tres centrales. El correcto emplazamiento de estos altavoces es fundamental para oír correctamente los diferentes efectos y crear la óptima atmósfera sonora. Si la sala lo permite, es posible poner varios altavoces traseros, cada uno con colocaciones distintas, que luego veremos en los apartados de colocación preferida y alternativa.
  4. SubwooferEn este canal sólo llegan las frecuencias más bajas (20 – 100 Hz.). No sólo se deben usar en las salas grandes o en caso de que los frontales sean pequeños. Este canal es importante, ya que sobre él recae la responsabilidad del sonido de las explosiones o las bajas frecuencias de naves espaciales o de vehículos. En caso de tener una sala pequeña, es preferible usar un subwoofer más pequeño con woofers de menos diámetro a no tenerlo. En las salas mayores es posible poner dos, uno en cada esquina de la habitación al lado del izquierdo y el derecho. Tampoco es mala idea poner uno en el medio, debajo del central.Suelen tener el amplificador integrado (subwoofer activo), pero para mejores resultados se recomienda que sea externo con un filtro activo (subwoofer pasivo más la electrónica externa que hace falta).

    Contenido del interior de un subwoofer

  5. Los altavoces cercanos al televisor han de tener blindaje magnético, sobre todo el canal central, para que no distorsione los colores de la pantalla al alterar el haz de electrones. Los distorsionarán siempre y cuando los coloquemos delante o a los lados de lo que es la pantalla de delante, sin embargo, algo que no se suele saber, es que colocándolos detrás de la pantalla no se distorsionarán los colores (siempre y cuando tengan imanes pequeños). Los altavoces también afectan a televisores de retroproyección o proyectores corrientes.
  6. Los sistemas de satélites.Suelen ser soluciones económicas con un sonido muy limitado, y constan de 5 pequeños altavoces totalmente iguales que se colocan normalmente colgados de las paredes y luego un subwoofer para contrarrestar el pequeño tamaño. Tenemos que evitar adquirir uno de estos sistemas, ya que ofrecen una calidad de sonido más baja.

    Sala con 5 altavoces satélites y un subwoofer


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*