¿ Podrían las tablets acabar con las portátiles ?



Podrían las tablets acabar con las portátiles

¿ Podrían las tablets acabar con las portátiles ?

¿ Podrían las tablets acabar con las portátiles ? Nuevas tecnologías.

Una pregunta que da vueltas en la cabeza de más de un fabricante es la de saber si las tablets serían capaces de destronar a los equipos personales en un futuro cercano. En esta nota, conocerás la respuesta.

En la última década, hemos sido testigos de una notable caída de ventas de ordenadores portátiles como producto de dos causas principales: por un lado, la persistente crisis económica en varios países del mundo; y, por otro, la proliferación de nuevas tecnologías de reemplazo.

Dentro de este grupo, las tablets ocupan un lugar destacado dentro del mercado debido a su comodidad para el traslado y su bajo costo. Ahora bien, ¿serán capaces de sacar de circulación a los dispositivos ya conocidos?

 

La premisa en números

Si bien para algunos usuarios de portátiles la hipótesis puede resultar un tanto descabellada, las estadísticas mundiales afirman que estos podrían estar equivocados.

De acuerdo con cifras oficiales distribuidas por la consultora estadounidense Gartner, el mercado ha presenciado una baja notable en la compra de portátiles a partir del año 2013. Esto se ha debido fundamentalmente a un aumento en las ventas de tablets, estipuladas en 227 millones en todo el mundo, frente a tan sólo 180 millones de equipos portátiles vendidos.

 

Una tendencia en aumento

Si bien esta situación ha estado preocupando a un buen número de fabricantes durante los últimos años, fue durante 2015 que la tendencia se ha agudizado aún más, ya que las ventas de portátiles han descendido un 7,7 por ciento.

Como si esto fuera poco, se prevé que para dentro de tres años la adquisición de tabletas alcance a duplicar a la cantidad de portátiles vendidas a lo largo del globo.

 

Existe un peligro real
Existe un peligro real

¿Existe un peligro real?

Más allá de lo que parecieran indicar los datos cuantitativos, la realidad demuestra ser algo diferente: si bien la proliferación de smartphones y tablets parece haberse profundizado durante los últimos años, su potencia aún continúa estando muy por debajo de la de un ordenador portátil.

Una clara muestra de ello se ha visto durante la última edición de la CES, donde la mayor atención estuvo destinada a los equipos portátiles más innovadores, tales como los de la marca Asus.

 

La amenaza de la amenaza

No obstante, los smartphones y las tabletas no son los únicos contrincantes para este clásico dispositivo de más de 30 años de edad, ya que algunos formatos nuevos han venido a disputar su lugar en el campo de batalla comercial.

Los phablet y los dispositivos 2 en 1 han demostrado ser una clara evolución tecnológica, pues combinan lo mejor de las portátiles y las tabletas en un solo lugar. Esta es una razón por la que las tabletas deberían temer a estos dispositivos antes que abocarse al cumplimiento de objetivos más ambiciosos.

 

Una posible mala interpretación

Todo lo expuesto hasta aquí nos hace platearnos un necesario interrogante: si la calidad de los equipos portátiles continúa siendo superior, ¿por qué han bajado sus ventas? La respuesta podría estar asociada a una mala interpretación de la información cuantitativa.

Gracias a las mejoras que los fabricantes de ordenadores han efectuado sobre sus equipos, hoy es posible utilizar una portátil por un tiempo superior a los tres años, por lo que su reemplazo ya no es una cosa indispensable y podemos disfrutar de artefactos más duraderos.

Lejos de estar en vías de extinción, la portátil ha demostrado ser un invento que puede reinventarse cuantas veces quiera.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*