Scratch: Una herramienta para iniciar a los niños en la programación



Scratch - Una herramienta para iniciar a los niños en la programación

Scratch: Una herramienta para iniciar a los niños en la programación

Una herramienta para iniciar a los niños en la programación. Tecnología para niños.

Al parecer, las personas fijan mejor sus conocimientos cuando comienzan a aprender desde niños. Scratch parece sumarse a esta polémica premisa.

Dentro de todas las herramientas que existen en el mercado para ayudar a los más pequeños a dar sus primeros pasos dentro del mundo de la programación informática, Scratch se ha convertido, sin dudas, en la más recomendada. Desde su creación en 2002, ha logrado concretar exitosamente nada más ni nada menos que 13 millones de proyectos  lo largo de todo el mundo.

Si quieres saber de qué va esta tecnología, invita a tu hijo a echarle un vistazo contigo a la siguiente nota.

 

Dos versiones disponibles

Para conocer más cabalmente esta herramienta debemos tener en cuenta un primer aspecto: su ente desarrollador, el Massachusetts Institute of Technology (MIT), ha diseñado este programa para que pueda ser utilizado de dos modos diferentes (online y offline).

El primer modo consiste en la ejecución directa desde la página web oficial, a través de un navegador compatible; una opción que te permitirá guardar tus proyectos dentro de la nube. El segundo modo se refiere a la descarga directa, para que pueda ser utilizado sin conexión alguna a internet.

 

Público recomendado

Scratch es un programa muy intuitivo y fácil de usar, y eso se refleja en la clasificación de edad para la que está recomendado, es decir, para la franja de niños que va desde los ocho hasta los 12 años.  A pesar de ello, muchos docentes de informática y programación han corroborado que pueden alcanzarse resultados increíbles con usuarios de más corta edad, o bien, con adultos de la tercera edad.

 

¿Cómo trabajar con Scratch?

Al igual que con cualquier otro programa, la interfaz de Scratch se inicia totalmente limpia para dar lugar a un proyecto nuevo. Tras iniciar el programa, nos encontraremos con cuatro partes bien diferenciadas: el escenario (donde ocurrirán las cosas), los bloques de programas (que servirán para crear nuevos objetivos), el espacio libre (la zona en donde ser armarán los bloques antes de ser colocados en el escenario) y los objetos (componentes que tendrá nuestro proyecto).

En definitiva, tan sólo tienes que escoger un bloque, arrastrarlo hacia el escenario y ponerlo en ejecución. Todo esto, supervisado por el adorable gato Scratchy, quien se encargará de hacerlo todo más divertido.

 

Miles de proyectos para aprender jugando
Miles de proyectos para aprender jugando

Miles de proyectos para aprender jugando

Este interesante programa cuenta con una infinidad de proyectos que le dejarán al niño poner en práctica nuevas funcionalidades. Los tres más utilizados son el tenis, la historia y el mandala.

El tenis es un videojuego muy entretenido que le permitirá al pequeño usuario crear un juego de tenis muy rudimentario. La historia, por su parte, consiste en la ilustración de un cuento con temática espacial. Y, finalmente, el mandala refleja la superposición de polígonos de colores para crear interesantes figuras.

 

La creatividad, el factor principal

El componente que vuelve único a este programa es la posibilidad que brinda a los más pequeños de dar rienda suelta a la creatividad, principalmente, porque garantiza la personalización de cada proyecto y la gestación de ideas nuevas para la solución de problemas similares.

Por ello, si lo que querías era copiar el código de programación de otro proyecto, Scratch no será una herramienta recomendada para ti.

Descarga hoy mismo este programa de manera gratuita sobre cualquier dispositivo con sistema operativo Wndows, Mac OS X y Linux y comienza a programar tus primeros proyectos.

Enlace


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*